¿Qué son los mosquitos?

Los mosquitos son insectos que pertenecen al grupo de los artrópodos, ya que cuentan con sus patas articuladas. Se caracterizan por presentar apéndices del cuerpo como patas y antenas, divididos en segmentos articulados entre sí. 

¿Por qué se caracterizan los mosquitos?

La característica más llamativa de los artrópodos es su exoesqueleto. Este esqueleto externo es protector, impermeable y aporta puntos de inserción a los músculos. El exoesqueleto, al ser un armazón protector y exterior, no crece junto al animal, por lo tanto, a medida que el animal progresa y se desarrolla debe desecharlo y volver a formarlo. Este proceso se conoce como 'muda'.

Los artrópodos presentan simetría bilateral, lo que supone que, si divides al insecto con una línea en la mitad del cuerpo y se divide en dos, la parte derecha e izquierda son equivalentes. Se considera que la simetría bilateral es una adaptación a la movilidad. En estos animales, el extremo anterior o frontal por lo general tiene una cabeza, donde se concentran los órganos de los sentidos; de este modo, la cabeza puede recibir la mayor parte de los estímulos del ambiente, mientras que el extremo posterior puede estar dotado de estructuras especializadas para la locomoción.

Los mosquitos adultos, como los insectos en general, presentan el cuerpo dividido en tres regiones (cabeza, tórax y abdomen), tienen un par de antenas, dos pares de alas y tres pares de patas. Pertenecen a la Familia Culicidae, dentro del Orden Diptera (insectos con un par de alas funcionales, es decir, que le sirven para el vuelo; el otro par está muy reducido y constituye los halterios o balancines, que actúan como órganos para el equilibrio durante el vuelo).

Ciclo biológico de los mosquitos

Como todos los dípteros, los mosquitos pasan por cuatro estados durante su ciclo biológico: Huevo/Larva/Pupa/Adulto. Los estados inmaduros (huevo, larva y pupa) son acuáticos, en tanto que el adulto es de vida terrestre. Se denomina criadero a todo ambiente acuático donde viven y se desarrollan las formas inmaduras de mosquitos.ciclo biológico de los mosquitos

Huevo: para la oviposición, las hembras escogen horas del día de baja luminosidad o bien lo hacen por la noche. La cubierta del huevo se denomina corion, y es de color claro nada más ser puesto, tornándose de un color más oscuro pasadas unas horas. El tamaño de los huevos varía según la especie e incluso dentro de la misma, aunque suele oscilar entre 0,6 mm y 0,8 mm.

Dependiendo de la especie de los mosquitos, los huevos pueden ser colocados individualmente en la superficie del agua, depositados en masas en la superficie del agua, adheridos a la vegetación acuática, o bien colocados individualmente en lugares húmedos, fuera del medio líquido. En este último caso eclosionan cuando el agua los cubre. Además, estos huevos resisten la desecación, pudiendo pasar meses, e incluso años, en criaderos secos esperando a ser cubiertos para eclosionar. El período de desarrollo embrionario varía según la especie y a otros factores externos, entre los que destaca la temperatura. En épocas cálidas, el período de incubación, o desarrollo del embrión, es más corto, de dos a tres días. 

Larva:  La larva pasa en estado acuático esta fase de su ciclo biológico en la que se distinguen tres regiones: cabeza, tórax y abdomen. Asimismo, la alimentación de estas larvas se basa en los microorganismos y detritos orgánicos que se encuentran en la propia agua donde habitan. Algún tipo de larva también rotan la cabeza 180°, de tal forma que barren la superficie del agua para buscar alimento, mientras que otros mosquitos obtienen su alimento en la profundidad del criadero en que se ubican. Además, las larvas pueden morder o triturar otros elementos que puedan sumergirse, raspar la superficie de algunos objetos y incluso comer pequeños crustáceos.imagen de picadura de mosquito

Otra de las características de las larvas, es que tienen que salir periódicamente a la superficie para respirar, aunque cuando están sumergidas realizan la respiración a través de su recubrimiento.

Pupa:  cuando el mosquito se encuentra en la fase de pupa, este sufre las transformaciones más significativas, ya que dejaría su estado acuático para pasar al terrestre. Esto concluye que la cabeza y el tórax se unen formando el cefalotórax y desarrollan las trompetas respitarias para seguir respirando en la superficie del agua. Estas profundas transformaciones se realizan gracias a la energía acumlada durante la fase larval, ya que cuando son pupas no se alimentan.

Adulto: los mosquitos como adultos tienen una apariencia general de insectos pequeños, delgados y con patas largas, siendo los machos son generalmente de menor tamaño que las hembras, que, dependiendo de las especies, pueden medir entre 0,5 y 2 cm. En este estado, los mosquitos buscan lugares húmedos y sin corrientes de aire en los que puedan estar en reposo, por ejemplo arbustos, hojas, troncos o cuevas, entre otros.

En cuanto a su alimentación, los machos se nutren de sustancias azucaradas como néctar. De aquí captan la energía que necesitan para buscar a hembras de su especie y aparearse. Las hembras, por su parte, también se alimentan de sustancias azucaradas, pero para ellas es fundamental ingerir sangre para poder desarrollar los huevos.

En el momento de la picadura, el mosquito hembra inyecta a su hospedador saliva que produce un efecto anestésico, anticoagualante e histamínico, de forma que el mosquito no es detectado y tarda el menor tiempo posible en buscar un refugio donde descansar.

Los mosquitos adultos tienen una esperanza de vida de unas dos semanas, aunque esta está sujeta a otros factores como el clima u otros incidentes naturales. Las hembras, por su parte, son más longevas que los machos y su principal función es la reproducción y la dispersión. Un mosquito hembra puede llegar a poner entre 100 y 300 huevos en una sola ovoposición.

mosquitos volandoZona de reproducción de los mosquitos

Los mosquitos necesitan agua para su desarrollo, por lo que buscan condiciones de agua estancada, humedad, zonas sombrías y vegetación para completar su desarrollo. 

Por este motivo se debe evitar y eliminar toda agua estancada más de 5 días en:

- Objetos en los que se pueda quedar el agua parada, como platos, tiestos, bebederos de mascotas, ceniceros, botellas, regadoras, canaletas, etc. 

- En las zonas de baño y piscinas, con el agua clorada y en movimiento los mosquitos no depositan los huevos, pero sí alrededor de las duchas donde quedan charcos y humedades que no se terminan de secar.

- Las tuberías y mangueras pueden tener pequeñas fugas o simplemente de abrir y cerrar pierden agua, quedando estancada. Se pueden dejar bien taponadas para evitar que goteen.

- Para las plantas y zonas verdes no es necesario regar excesivamente hasta encharcar la tierra, ni dejar agua en los platos de las macetas. Estos son lugares idóneos para deposición y reproducción de huevos. Es mejor regar menos, pero más a menudo, ya que así evitas el caldo de cultivo para los mosquitos.

- En los estanques para peces debemos asegurarnos que el agua esté en movimiento (importantísimo) y que haya peces mosquiteros que devoren las larvas si no es así, se formará un criadero inmenso de mosquitos.

- En el interior de la vivienda se debe cambiar el agua asiduamente de los jarrones de flores y prestar especial atención al agua de los platos de debajo de los tiestos de las plantas de interior.

¿Qué daños producen los mosquitos?

Su picadura produce lesiones con fuerte componente inflamatorio y picazón, incluso reacciones alérgicas graves. Sin embargo, el principal interés sanitario de algunas especies de mosquito viene de la facultad para transmitir agentes patógenos responsables de enfermedades vectoriales. Por ejemplo, el mosquito tigre es capaz de actuar como vector de arbovirosis de potencial afección humana como el Dengue, Zika, Chikunguya o Fiebre Amarilla.

Tratamientos contra los mosquitosfoto de mosquito sobre piel

El control de los mosquitos comienza con la prevención, evitando que el mosquito complete y desarrolle su ciclo biológico hasta ser un mosquito adulto. Es por eso que el programa de actuación que se realiza se basa en la vigilancia sobre la presencia y la realización de tratamientos preventivos, englobados en cuatro puntos:

- Instalación de trampas de muestreo (trampas de monitorización de larvas/adultos) distribuidas por el todo el núcleo del paraje.

- Zonas ajardinadas con vegetación cercanas a urbanizaciones

- Tratamientos preventivos de imbornales de las calles colindantes al paraje natural y en alrededores de zonas críticas.

- Tratamientos correctivos larvicidas cuando se detecte presencia del mosquito, realizando tratamientos semanales hasta que disminuya su presencia.

-Tratamientos curativos con adulticida, cuando se detecten mosquitos adultos en la zona.